Jueves 30 de septiembre


Evacuan el Bajo Lempa

La zona del Bajo Lempa, entre los departamentos de La Paz, Usulután y San Vicente, ha sido desalojada casi en su totalidad, para evitar desgracias.

Julio Calderón
El Diario de Hoy

Cientos de familias han debido abandonar sus hogares y sus pertenencias, y se han trasladado a varias escuelas del sector. La alarma persiste en muchos caseríos y cantones de la localidad, donde se prevé que, ante la inminente llegada de más lluvias en las próximas horas, el nivel del agua llegue a uno de alto riesgo.

Unas 271 familias, más de 700 personas, se encuentran alojadas en escuelas y casas de varias organizaciones no gubernamentales. Muchas de ellas no han recibido alimentación.

Medidas

La respuesta inmediata ha sido la evacuación, pero el Presidente de la República, Francisco Flores, dijo ayer que se está analizando la posibilidad de reubicar a las personas.

En el sector ha desalojar se aprovecharía con cultivos.

La accesibilidad a la zona evacuada es prácticamente imposible, y se corre el riesgo, por el aumento del nivel del agua del río Lempa, que las autoridades se vean en la necesidad de desmontar la estructura del puente provisional Plateado, sobre la Carretera de El Litoral.

Por vía terrestre, las evacuaciones de las personas comenzaron la tarde del martes, se prolongó hasta la noche y hubo necesidad de proceder con el rescate de más de 50 familias, ayer en la madrugada.

Pero se cree que 60 permanecen en los alrededores del Bajo Lempa, y que únicamente serán evacuadas si el nivel del agua continúa subiendo, ya que se encuentran en una zona más alta.

Al lugar se han hecho presentes miembros de Comandos de Salvamento, de la Fuerza Armada de El Salvador (FAES), y de la Policía Nacional Civil (PNC), atentos para intervenir ante posibles emergencias en las próximas horas.

Ayer, sobre la zona, no llovió con la intensidad y frecuencia de los días anteriores, pero la misma onda lluviosa ha afectado a Honduras, donde varios de sus ríos convergen con otros afluentes salvadoreños que desembocan en el Océano Pacífico, tras su recorrido por los ríos Goascorán, en Morazán; Grande, San Miguel, y Lempa, entre Usulután y San Vicente. El último es el que afecta la zona del Bajo Lempa.

Por fortuna, hasta ayer por la noche no se habían reportado víctimas mortales ni heridos o golpeados, pero brigadas médicas del Ministerio de Salud y de hospitales regionales ya comenzaron sus programas de prevención de enfermedades.

Los casos de catarros, infecciones en la piel (hongos) y posibilidad de surgimiento de enfermedades en las vías respiratorias se convierten en un grave problema.


[Nacional] [Negocios] [Deportes] [Editorial] [Espectáculos] [El País] [Chat] [Foros]
[Obituario] [Escríbanos] [Ediciones anteriores] [Otros Sitios] [Hablemos] [VIDA] [Guanaquín] [Vértice]
[RUZ '99] [Portada]